Orcas: Bellezas Asesinas


Cautiverio: Que Vergüenza


 

El Debate

Algunas personas creen que es realmente beneficioso para nosotros, mantener a estas asombrosas criaturas en cautiverio para satisfacer nuestra propia curiosidad. Algunos otros no creen esto. Incluso el experto marino mas reverenciado del mundo, el Sr. Jacques Cousteau pensaba que era algo repugnante tenerlos prisioneros en los tan llamados "Parques de Atracciones Marinas".

Las películas como "Flipper" y "Liberen a Willy" promueven la amabilidad de estos animales y libertad de los mismos, pero en realidad, sus protagonistas son animales que viven en cautiverio, los cuales también fungen como atracciones de los parques marinos que entre comillas los albergan.

Mamíferos Marinos = Dinero Interminable.

Cuando nosotros rompemos la ley y cometemos un crimen, se nos envía a una celda en prisión. ¿Pero qué clase de crimen han cometido estos mamíferos como para ser condenados de por vida al cautiverio ?

Nada, excepto que el nosotros pagamos generosas cantidades dinero para verlos hacer trucos. Quienes han descubierto que pueden hacer trucos, piruetas y demás cosas "graciosas", también han descubierto que son una interminable fuente de dinero. Esto tiende a incentivar la captura de más animales para así poder reemplazar a aquellos que mueren en cautiverio haciendo piruetas y trucos para nosotros.

Cuando los seres humanos son puestos frente al público para hacer trucos, piruetas, magia, o cualquier otra actividad afín se le llama función y por lo general ocurre en un circo o cualquier otra demostración de habilidades. Lo hacemos por propia voluntad y no estamos en ningún peligro excepto el que imparta  estas profesiones. No obstante los mamíferos marinos son forzados a realizar peligrosas acrobacias a cambio de su alimento, el cual nos es siempre el mejor alimento disponible. A estos animales no se les pregunta si desean pasar su vida en cautiverio ni se les pregunta si desean o no realizar dichas acrobacias; Solamente deben hacerlo o no comerán.

Estos animales no tienen ningún derecho a estar enjaulados más tiempo que una persona, sin embargo se les captura, con la excusa de estar en peligro de extinción u otra amenaza y en apenas pocos minutos son condenados de por vida al cautiverio. Se les selecciona por su sexo y edad solamente, no se les selecciona para ser salvados de la extinción, si no para ser utilizados en los parques marinos de todo el mundo.

¿ Si los Parque Marinos, se dedican en realidad a salvar, rescatar o criar animales con el propósito de evitar la extinción de los mismos, por qué entonces son estos mismos parques los principales clientes de empresas internacionales que se dedican a la captura de delfines y ballenas, con fines comerciales. ? Solo tiene que meditarlo un poco y se dará cuenta de que quienes compran delfines y ballenas para "rescatarlas" solamente están impulsando el comercio de las mismas y por consiguiente le dará mas razones a estas empresas para capturar mas animales con tal de conseguir mas dinero. El Rescate y la Prevención de la extinción son solamente una pantalla para lo que ocurre tras bastidores, ya que en esta actividad comercial, ambas partes salen ganando de una u otra forma.

 


"-Todas las cosas que infligimos a los cetáceos en cautiverio son por definición
estresantes. Este estrés, no puede evitarse ya que comienza a hacer daño al animal desde el
momento mismo de su captura y empeora al ser retirados de su ambiente natural"

Palabras del Dr. Paul Spong durante el Simposio de Bellerive sobre Ballenas y Delfines en Cautiverio.

 

¿ Alguna esperanza, algún Derecho ?

A menos que un animal marino esté en peligro o herido, no debe ser removido de su medio natural. Se sabe que muchos animales han dado también sus vidas para satisfacer nuestra necesidad de divertirnos. No tenemos el derecho de capturar y de encerrar estos animales y de forzarlos violentamente realizar trucos absurdos para nosotros.

Aprobado en 1972, el Acta de Protección de Mamíferos Marinos o APMM, prohíbe que cualquier mamífero marino sea retirado de su medio ambiente natural por ciudadanos de Estados Unidos en aguas Internacionales o en aguas Estadounidenses, a excepción de aquellos que posean un permiso especial para hacerlo.

Estos permisos, para captura y/o importación de animales son concedidos por el Servicio Nacional de Industrias Marina y de Pesca (NMFS por sus siglas en inglés), con el propósito de:

Un parque marino que desea capturar o importar un mamífero marino debe llenar una solicitud, para ello en la NMFS. Esta solicitud debe enumerar lo siguiente:

La solicitud después se publica en el registro federal y se abre para debate público por 30 días. La NMFS toma generalmente una decisión sobre esta aplicación en el plazo de cuatro a cinco meses.

Las enmiendas más recientes de la APMM contra el Servicio Nacional de Industria Marina y Pesca (NMFS), han desprovisto a esta última de la autoridad de rechazar solicitudes para exportar o transportar de un estado a otro, cualquier mamífero marino.

Previamente, los propietarios de animales que deseaban vender o transportar sus animales llenar una solicitud y debían demostrar a la NMFS, que tanto las instalaciones a donde los animales serían transportados, como el método por el cual eran trasladados cumplían o excedían los requisitos de los Estándares Fijados por el Acta de Bienestar Animal.

Las 1994 las enmiendas cambiaron los requisitos, de modo que quien desee trasladar cualquier animal, solo debe escribir una carta a la NMFS en la cual se debe detallar que tanto los procedimientos para dicho transporte y las facilidades para ello, cumplen o exceden con los Requisitos para Transporte detallados en el nuevo Estándar. La NMFS ya no tiene más la autoridad para negar estas aplicaciones, ni tampoco Inspeccionar o Examinar las Facilidades descritas en la solicitud.

El Acto de Bienestar Animal

El Acta de Bienestar Animal o AWA, delega la responsabilidad de fijar los estándares para el Manejo, Cuidados, Trato y Transporte de Animales, al Servicio de Inspección y Sanidad Animal y Vegetal del Ministerio de Agricultura de los Estados Unidos. (APHIS). El APHIS publica los Requisitos Mínimos según el Estándar, para mantener animales en cautiverio. Dichos requisitos ordenan detallar los siguientes elementos:

El AWA prevé el la inspección y evaluación de dichos puntos en los Parques que tienen mamíferos marinos, por un Veterinario del Gobierno. Sin embargo al no ser frecuentes y poco rigurosas, dichas inspecciones han sido el blanco de criticas constantes.

Leyes contra demostraciones.

Carolina del Sur es el único estado en los ESTADOS UNIDOS, que ha prohibido realmente, Espectáculos Públicos con Cetáceos. Pero cualquier día este numero puede crecer, debido a la enorme presión pública el cautiverio de mamíferos marinos.

 


Cautiverio: ¿Está esto una buena vida?


La Historia de Moby Doll.
La primera Orca, que vivió y fue exhibida en cautiverio.

Fuente: "ORCA: La Ballena llamada Asesina."
Autor  : Erich Hoyt. Edición de 1990.

El acuario de Vancouver comisionó a un escultor de 38 años de edad, el Sr. Samuel Burich, para encontrar y matar a una Orca, y formar un modelo a escala natural para el nuevo pasillo "Columbia Británica" del Acuario de Vancouver. Samuel Burich se preparó para cumplir su misión y logró instalar un Arpón en la Isla Saturna en el Golfo de Columbia Británica. Dos meses más adelante, un grupo de 13 Ballenas Asesinas se acercó a la orilla. Burich arponeó una ballena joven, hiriéndola aunque no de muerte.

Según testigos, dos miembros del grupo vinieron a ayudar a la Orca herida, empujándola a la superficie para que pudiera respirar, luego de lo cual la Orca, que había quedado atontada súbitamente recuperó fuerzas y luchó por liberarse. Tratando de salvarse se quebró su cola saltando, emitiendo luego chillidos tan intensos que podían escuchar fácilmente sobre la superficie del agua a 300 pies de distancia. Burich se subió a barco pequeño y fue a terminar el trabajo. Disparó varias rondas de rifle al animal, pero la Orca no murió.

El director del acuario, Murray A. Newman, pronto llego de Vancouver en un hidroplano y decidió intentar salvar la ballena de 15 pies de largo y 1 tonelada de peso, y usando la línea del arpón aún clavado en el  parte posterior de la Orca, la remolcaron hasta Vancouver durante 16 horas, en aguas picadas. Moby Doll, como se le llamó después, fue puesta en un corral flotante y se convirtió en una celebridad internacional y en un imán para los científicos. Se habían estudiado Ballenas Asesinas en 1956 por la Marina Canadiense, pero nunca se hizo algún estudio real sobre sus sonidos hasta que Moby Doll llegó.

Guillermo Schevill y Guillermo A. Watkins del instituto oceanográfico de Woods Hole en Massachussets, visitaron a Moby Doll para estudiarla y para registrar sus sonidos. Otros científicos que observan a Moby Doll, comentan que "La Ballena parece Sufrir un Choque después de la Captura". Durante un tiempo, la Moby Doll no comió nada. Se le ofreció de todo, desde de salmones a corazones del caballo, pero la ballena solo se limitaba a dar vueltas en circulo, día y noche de Izquierda a Derecha.

Luego de 55 días en cautiverio, Moby Doll, a quien creían una Orca hembra, comenzó a comer hasta 200 libras de pescados al día. Pero la ballena ha desarrollado una enfermedad en la piel, causada por la baja salinidad de su corral flotante continuó decayendo. Finalmente la ballena murió un mes más tarde, después de 87 días en cautiverio. Los diarios locales tanto internacionales publicaron la muerte de Moby Doll.

El diario The London Times, dio al Obituario de la Orca un título de dos columnas de ancho. El mismo tamaño dado al título del Comienzo de la Segunda Guerra Mundial. La extensa publicidad sobre lo ocurrido y sobre las Ballenas Asesinas,  marcó el principio de un cambio importante en la actitud pública hacia esta  especie. Una autopsia Post Mortem reveló que Moby Doll era un un macho y no una hembra como se le había creído.


¿ Pero, qué hacer al Respecto ?


La pregunta todavía está presente, pero hemos aprendido hasta ahora algo: El cautiverio debe ser una palabra solamente presente en los diccionarios más viejos del mundo. El cautiverio no significa nada más que dolor, muerte, mala vida, enfermedades de la piel, familias enteras destruidas o sufriendo, y no bastantes leyes para mantenerlos libres.

Como seres humanos pensamos que somos dueños del mundo mundo y por ende destruimos la mayor parte en el nombre de la avaricia. Dios dotó a los seres humanos con un cerebro altamente desarrollado; sin embargo tendemos a utilizar tan poco de él, solo un 10%.

¿Qué nos da el derecho de capturar y esclavizar cualquier especie por cualquier razón, si sea dinero, investigación o entretenimiento? La respuesta es nadie. Como seres inteligentes que suponemos ser, esto solo debería ocurrir, a regañadientes,  cuando se trata de preservar alguna especie en peligro de extinción. Todas las especies que habitamos este planeta, somos después de todo criaturas de Dios.

¿ Cuándo los seres humanos van a entender que no somos los únicos, ni los más importantes que residen en el planeta ? Hasta que no adoptamos esta filosofía básica, nunca respetaremos verdaderamente a ninguna otra criatura.

En mi propia opinión, los cetáceos no deben mantenerse en cautiverio. Han demostrado, para ser animales, ser muy curiosos, ser muy inteligentes, ser altamente sociales, e igualmente una especie muy especializada, adaptada para nadar las grandes distancias y sumergirse a grandes profundidades. Son criaturas que pueden sobrevivir por sus propios medios en lugares donde solo podemos llegar con la ayuda de dispositivos y vehículos de alta tecnología.

Han demostrado así mismo, que no pueden utilizar ninguna de estas características especiales en los pequeños tanques que les damos para vivir en cautiverio. Es una imagen triste de nosotros como especie. Una especie que captura estos animales y, peor aún, una especie que paga dinero por ver a estas magnificas criaturas realizar acrobacias peligrosas en contra de su voluntad.


Es este todo el espacio que los Parques Marinos asignan a un animal que solía vivir en los océanos del mundo y ser el Rey de los Mares?


 

¿Pero qué hemos aprendido de estos animales en cautiverio, exactamente ?

Si esto es todo lo que hemos aprendido de ellos después de pagar para verlos hacer trucos, entonces deberíamos avergonzarnos de nosotros mismos, porque no hemos aprendido absolutamente nada sobre estas maravillosas criaturas. Pero si hemos aprendido a obtener dinero a costa de ellas. Hagamos frente al problema e intentemos ayudar, para terminar este comercio injustificado de mamíferos marinos.

   Edwin A. González F.
Orcas: Bellezas Asesinas
   Autor y Web Master

 


Copyright © Edwin A. González F. | Reservados todos los Derechos. | Términos de Uso.
Diseñado para verse mejor a una Resolución de 800x600 o 1024x768 en 16.7 Millones de Colores
Imagen de Fondo usada con Permiso. Copyright © 2000 Royce B. McClure
Imagen de encabezado usada con Permiso. Copyright © George McCallum
Se ve mejor con Microsoft® Internet Explorer